PELIGROSO VOTAR CONTRA EL HARTAZGO

PELIGROSO VOTAR CONTRA EL HARTAZGO

La gente en los niveles bajos de consciencia no observa, sino sustituye la observación con preconcepciones, suposiciones e incluso con dolor físico para lograr sus certezas.

Anónimo

Por Ernesto Partida Pedroza

Es muy evidente el hartazgo en que se encuentra la mayor parte de la población, esto puede ser muy peligroso, porque nos puede llevar a votar por alguien que nos lleve a situaciones peores de las que estamos ahora.

En estos momentos México se encuentra como una joven de 20 años que está harta de que su papá, su mamá y todos sus hermanos que le están reprochando un error que cometió y quiere salir de la casa para casarse con el primero que vaya pasando por la calle.

Es evidente que ésta joven ya está afectada emocionalmente, y por supuesto que no va a atraer a un joven apuesto y de una buena educación y condición económica aceptable, seguramente va a atraer a un joven que esté en la misma condición de ella y la vida será seguramente peor que la condición en que se encontraba en su casa.

Así está una buena parte de la población en México, que lo único que quiere es que no gane el PRI, no le importa analizar las diferentes opciones que hay, solo piensa en sacar al PRI de los Pinos.

¿Cómo podemos distinguir al mejor candidato? ¿Qué ofrecen los mejores y los peores?

No me toca a mí decir por quien votar y por quien no, lo que sí me toca es dar algunos elementos que nos puede servir para distinguir uno de otro.

Si llegara mi casa un candidato y me ofreciera que resolvería todos mis problemas de techo, comida y trabajo, ese candidato no es el bueno, porque eso es imposible por una parte, y por otra, esa no es la función de un buen gobierno.

No alcanzaría el dinero que puede tener un gobierno para satisfacer las necesidades de la población y eso implicaría quitarle dinero a unos que lo han producido con mucho esfuerzo para dárselo a otros que no han hecho el esfuerzo necesario para tener lo que desean y quieren tener.

El mejor candidato es el que ofrece crear las condiciones para que cada habitante pueda crear por sí mismo las condiciones para tener su propio techo, comida y trabajo.

Me podrán decir que ningún candidato puede ofrecer eso puesto que la gente vota por quien ofrece todo a cambio de nada. Eso es lo real, desgraciadamente es así, pero ya es tiempo de madurar y hablar con la cruda realidad y mostrar otras realidades de otros países en lo que se vea muy claramente lo que puede pasar y ver las consecuencias de optar por un camino o por otro.

Otra idea que nos podría ayudar a ver quién es el mejor candidato es el que ofrece crear las condiciones para empoderar a la gente, eso no suele ocurrir porque el político solo piensa conservar el poder y ofrecerles a la gente eso significaría quitarse poder a sí mismo, eso no es así, entre más poder comparta, más poder uno tiene. Es como el amor, entre más se da, más crece en quien lo da.

Por supuesto que estamos hablando del mundo ideal en tiempo de campaña, pero si no hablamos del mundo ideal ahora, ¿Cuándo?

Hace unos días Roy Campos dijo en una mesa de debates sobre la campaña que estaba bien decir mentiras y no manejar temas racionales en campaña porque llevaba todas las de perder a quien así lo hiciera. Eso habla muy mal del estado emocional tanto de la población en general como de los candidatos.

Dicho en otras palabras, quien gane no será el que tenga mejores propuestas, sino el que tenga la capacidad de echar más lodo y sea capaz de hacer las peores estupideces, muy lamentable.

México tiene grandes personajes de gran calidad humana en todos los ámbitos, que han puesto muy en alto el nombre de México, desgraciadamente estos no están representados en ninguna opción política. Los partidos prefieren invitar a personajes que sean populares, que sean conocidos entre la gente, y que básicamente consigan votos, no por sus ideas de cambio en la sociedad, sino que simplemente sean populares. Lamentable situación.

Un amigo me decía: “en México nunca ha habido una elección inteligente”, si mi amigo está equivocado, ¿Cuál fue una elección inteligente?

Estas reflexiones me llevan a pensar que México está más mal emocionalmente de lo que pensamos, que todo parece estar planeado deliberadamente para que ganen las elecciones quienes tienen más ansias de poder y dinero y no necesariamente los que quieren mejorar las condiciones de México y quienes acudimos a votar ayudamos a caer en el juego de la simulación de un democracia y totalmente falsa.

Esto también me lleva a pensar de que debemos trabajar para crear las condiciones para que los mexicanos queramos realmente vivir en el mejor de los mundos, debemos impulsar la mejora de la educación, la cultura y la mejora de los contenidos de los medios de comunicación.

Me queda claro que estas tres entidades trabajan para los intereses creados, pero nos toca crear otras opciones, o en su defecto, aprovechar los pocos espacios para trasmitir las ideas que nos ayuden a reflexionar para mejorar nuestra condición de país.

Es indispensable observar más de lo que hemos hecho y no hacer caso de las suposiciones.

Muy a pesar de que no conozco una experiencia de lo que quiero plantear, creo que deberíamos crear una opción para plantear propuestas racionales con un manejo emocional adecuado. Esto no lo ha habido en la historia reciente de México. Me atrevo a afirmar, sin temor a equivocarme, que no ha habido una campaña con un manejo emocional adecuado, y es muy probable que todas las campañas hayan sido muy destructivas emocionalmente hablando.

Antes de proponer una serie de proyectos, hay que plantear una meta para el país que una a todos los mexicanos, en donde se ponga muy claro lo que le corresponde a todos y cada uno de sus habitantes. Se requiere que la meta sea tan clara que entusiasme a la gran mayoría.

Hay tres problemas importantes que aquejan a la mayor parte de la población, me estoy refiriendo a la inseguridad, la corrupción y a la pobreza.

Los candidatos proponen generalidades, casi no varían unos de otros, pero no presentan propuestas claras y creíbles para la población. Pareciera que son imposibles resolver, tanto es así que uno de los candidatos piensa pedir ayuda al papa Francisco para pacificar al pueblo. ¿Realmente no se puede?

En el tema de la corrupción, no se cuenta con una definición clara que de tal manera que la propia definición se entienda las causas, los problemas que genera y que se pueda vislumbrar la solución en la propia definición.

Todos los candidatos coinciden en combatir la corrupción, y aparentemente todos tienen la razón, pero no se puede combatir casi el único mecanismo que tienen los mexicanos para resolver los problemas, es por eso que no se ha combatido en la realidad.

Lo que se debe hacer es comprender perfectamente lo que es la corrupción, observarla y darse cuenta de que manera funciona la corrupción y ver claramente lo que se podría hacer y que toda la población se sume al esfuerzo de crear otros mecanismos para resolver los problemas.

Cuando se habla de cómo perseguir a los corruptos se habla de las instituciones que están para ese fin, pero nunca se habla de las instituciones que deben trabajar para que en el futuro no haya corruptos, me estoy refiriendo al sistema educativo, a las instituciones de cultura y por último, a los medios de comunicación, estos tienen un papel fundamental para resolver este problema.

En el tema de la inseguridad, cuando se habla de este tema, casi todos hablan en términos de castigo, de persecución de los delincuentes, pero no se habla casi nunca de la prevención, de las causas y del papel que tienen todos los miembros de la sociedad, se habla mucho de la responsabilidad que tiene el gobierno y eso no corresponde a la realidad.

La violencia se inicia en el seno familiar y eso hay que observarlo con mucho detenimiento para que de ahí sacar las verdaderas soluciones.

Al igual que en el tema de la corrupción, hay que vincular a las instituciones que tienen que ver con la solución y la prevención de la inseguridad, me estoy refiriendo a la educación, a la cultura y a los medios de comunicación. Estas tres entidades son fundamentales en la solución.

El problema de la inseguridad es un tema muy sensible y quien pueda plantear una solución integral, podría muy bien ganar la elección del 2018.

El problema de la pobreza es el mismo caso, todo se maneja a nivel macroeconómico, pero no se trata la microeconomía.

Hay que usar el sistema educativo para activar la economía desde la escuela.

Generalmente cuando se habla de la economía, se habla de lo que se hará desde las altas esferas del poder, creo que también se debe hablar de lo que se debe hacer desde abajo para mejorar la economía de las familias.

En esto también se debe involucrar la educación, la cultura y los medios de comunicación.

Si los seres humanos fuimos capaces de crear los problemas, consciente o inconscientemente, también somos capaces de crear las soluciones.

ernestopartida44@yahoo.com.mx

www.elsuenomexicano.org

Publicado en Actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *