EL VERDADERO LÍDER EMPODERA A LA GENTE

EL VERDADERO LÍDER EMPODERA A LA GENTE

Por Ernesto Partida Pedroza

El verdadero líder comparte la información que empodera a la gente.

El verdadero líder hace que los otros también sean líderes.

Lucha para que cada persona que está a su lado descubra el potencial que tiene para ser un líder.

Escucha a la gente lo que tiene que decir con respecto a sus aspiraciones y la ayuda para que sobresalga y pueda crear los escenarios posibles.

Se comunica de corazón a corazón.

Usa la emoción para llegar al corazón del otro y eso es lo que los mueve.

El líder tiene una gran capacidad para escuchar las aspiraciones de los otros y alienta para que cada quien sea el protagonistas de su propia historia.

Un auténtico líder no resuelve los problemas de los otros, solo alienta a que cada quien tome su propia responsabilidad.

El líder se rodea de personas pensantes y valiosas, incluso mejores que él.

Un buen líder es la fuente de inspiración para muchos.

El líder instruye, motiva y capacita.

El líder educa, escucha y edifica

Un verdadero líder persigue la grandeza de su gente.

Estos son los líderes que  logran cambiar la historia  mediante sus acciones.

Un verdadero líder no necesita tener un cargo público desde el cual ayudar a la gente, lo hace sin el cargo.

La grandeza de un líder se mide por la congruencia con la que maneja su vida, hace lo que dice y dice lo que hace.

El auténtico líder no genera dependencia.

Un líder no lucha contra los grandes males, lucha por acrecentar los grandes bienes.

El líder negativo

(El jefe)

Un líder negativo convence, presiona y complace con pan y circo a la gente para tenerla controlada.

El falso líder se empodera a sí mismo, no comparte el liderazgo.

Un líder negativo se rodea de gente mediocre a la cual puede manipular.

El líder negativo  asume el control de las cosas y de las personas  a las cuales se hacen simples seguidores del “líder”.

Un líder negativo se asume ser el que tiene el conocimiento, la experiencia y desprecia a los otros que también se asumen ser los líderes.

No reconoce los errores que comete, siempre tiene a quien culpar de los problemas.

Toman las decisiones sin consultar el verdadero sentir de la gente de la cual pretende ser el líder.

El líder negativo es un gran manipulador.

Un líder mediocre se rodea de mediocres que hacen lo que les conviene

¿A quién identifica como líder positivo y negativo?

Es importante hacer esa distinción de uno y del otro, si no la hacemos, podemos caer en las redes de manipulación para los intereses de los caciques políticos.

ernestopartida44@yahoo.com.mx

www.elsuenomexicano.org

Publicado en Organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *