Poesía y delincuencia

Por Ernesto Partida Pedroza

Ante el asesinato del hijo de Javier Sicilia, el poeta decidió retirarse de la poesía.

Tanto daño ha hecho el crimen organizado que hasta la poesía quiere asesinar.

La poesía no debe morir

La poesía es la única que nos puede conectar con el corazón

La poesía no tiene derecho a vacaciones, esta tiene vida cuando habla para despertar al hombre.

Ante tanto crimen de nada ha servido las disciplinas del hombre, es necesario que venga el lenguaje de los dioses: La poesía.

Se ha inventado la psicología, la antropología, la sociología y tantas otras ciencias que solo nos ayudan a ver a los otros, pero no hay una que nos ayude a vernos a nosotros mismos.

Solo existe la poesía que nos puede ayudar a inspeccionarnos a nosotros mismos, pero esta casi no se cultiva.

La tecnología nos ha hecho  que nos olvidemos de ella, nos ha convertido en meros robot que carecen de sentimientos, nos ha convertido el corazón en una piedra carente de todo entendimiento.

La ausencia de poesía ha hecho de los hombres una maquinas para matar sin ningún sentido.

La poesía es  la única que puede generar el gran despertar

Es la única que puede transformar el corazón del hombre.

Nos puede llenar de toda la sensibilidad.

Ante los crímenes de alto impacto, de nada sirve las protestas porque es como pedirle  a las piedras que actúen para llenar los espacios de justicia

La justicia es imposible que llegue a los corazones de piedra

Más que protestas contra las autoridades y los criminales, hay que voltear hacia nosotros con la poesía para generar un corazón con vida

Hay que preguntarnos lo que hemos hecho para permitir que los gobiernos se paralicen ante los criminales

Hay que preguntarnos que hemos hecho para que los criminales nos tengan en sus manos

¿Que he dejado de hacer para no salir a la calle por miedo?

¿Dónde está el poder que tengo como ciudadano? ¿Por qué no puedo ejercer el poder que tengo como ser espiritual que soy?

¿Qué hemos hecho como sociedad para que nuestros  jóvenes sean capaces de matar a sangre fría?

¿En que momento perdieron su humanidad?

¿Qué instituciones perdieron la brújula?

Confucio nos decía: Si ves una actitud ejemplar, imítala, si ves una actitud reprobable, examínate a ti mismo.

La conclusión a la que he llegado es que nosotros somos de alguna manera igual a nuestros victimarios.

¿Cuántos de nosotros haríamos algo distinto en la actual estructura?

Es muy fácil criticar y exigir que otros hagan lo que “deben hacer” y es muy difícil hacer lo que uno debe hacer.

Por supuesto que el problema está en la estructura o en el sistema, o  como se le quiera llamar, pero la estructura está formada por la individualidad de cada uno de nosotros.

Por comodidad, hemos cedido todo el poder a nuestros gobernantes y estos han hecho lo que han querido y nosotros solo protestamos.

Lo que hay que hacer es ceder solo un poco del poder que tenemos como ciudadanos y el resto ejercerlo nosotros mismos para hacer de México un mejor país.

El problema se da cuando votamos por alguien y nos sentamos a esperar a que el gobierno nos haga todo lo que nos corresponde a nosotros hacer.

Nosotros como padres de familia nos hemos desentendido de la educación de nuestros hijos y hemos delegado la responsabilidad de educar a los maestros y estos materialmente están imposibilitados para hacerlo y esto ha llevado a que adquieren la educación en la calle, en los medios de comunicación y todos estos nunca podrán sustituir  la  educación que nosotros como padres debemos proporcionar.

Debido a estas carencias es que hemos llegado a que  unos jóvenes maten a otros jóvenes.

¿Realmente todos somos inocentes?

¿Hay alguien que haya cumplido con una educación perfecta para con sus hijos?

¿Hay entre nosotros alguien que haya creado las ideas  para educar con calidad a los estudiantes  de la comunidad?

Creo que la poesía nos puede dar muchas respuestas.

Démosle la oportunidad a la poesía para explicarnos y ayudarnos a entender el problema de la delincuencia y hacernos más humanos.

Démosle la oportunidad a la poesía de rescatar la bondad que hay en el ser humano.

La poesía nos puede llevar al encuentro con nuestra propia esencia.

Una vez que nos encontremos con nuestra propia esencia no habrá poder que nos doblegue.

Hagamos todo para que la iluminación llegue y con ella la grandeza.

elsuenomexicano@yahoo.com.mx

abr 7, 2011Educación Creativa, news - -
Comments are closed